A Sus 11 Años, Una Pequeña Camina Al Altar De La Mano De Su Padre

0

“Soñar es ver la vida de otro modo, y es olvidar un poco lo que realmente es.”

                                                                               José Angel Buesa

Josie Zetz, una pequeña de California- Estados Unidos, jamás olvidará su cumpleaños número 11. Ese día cumplió uno de los mayores sueños de toda mujer, ir al altar vestida de novia de la mano de su padre.

040214_terminal_aisle_1396472178968_3950724_ver1.0_640_480

Fotografía: Lindsey Villatoro

Esta hermosa historia empezó cuando el padre de la pequeña, Jim de 62 años de edad, fue diagnosticado con cáncer de páncreas en etapa terminal. El y su esposa, con el propósito de conservar algunos recuerdos felices, se contactaron con la fotógrafa Lindsey Villatoro para una sesión fotográfica.

Durante la sesión fotográfica Lindsey conoció a la pequeña Josie, quien expresó lo triste que se  sentía de que su papá no pudiese estar presente cuando ella decidiera casarse.   Fue allí cuando  Lindsey se sintió especialmente conmovida con la idea de que Josie perdería muy joven a su padre, por lo que se le ocurrió organizar un evento simbólico para el cumpleaños número 11 de Josie: planear una boda en la cual Jim llevara a su hija al altar.

Fotografía : Lindsay Villatoro

Fotografía : Lindsey Villatoro

Luego de contar con la aprobación de la madre de Josie, Lindsey creó una página web  para recolectar fondos, a lo cual, la comunidad respondió muy positivamente, donando todo lo necesario para que la idea se pudiese llevar a cabo.

Vestidos para la pequeña y su padre, comida, servicio de meseros, flores, entre otros, fueron muchos de los aportes que lograron conseguir, no solo de los más allegados a la familia, sino también de desconocidos que ayudaron a esta bonita causa.

Por su parte, la pequeña Josie no sabía nada hasta el mismo día del evento. Cuenta Lindsey que Josie se conmocionó demasiado al conocer la idea, pero que inmediatamente se emocionó porque pensaba en lo mucho que ese momento significaría para su padre.

Fotografía: Lindsay Villatoro

Fotografía: Lindsay Villatoro

La “boda” fue celebrada en el patio de la casa de esta familia, en una hermosa, sentimental y discreta ceremonia. Más que una boda fue la más hermosa expresión de amor entre padre e hija.  Uno de los instantes más emotivos, cuenta Lindsey, fue sin duda  el momento en el  que Jim, como símbolo de la unión, le puso un anillo en el dedo anular a la pequeña, al mismo tiempo que el pastor los declaraba “Padre e hija por siempre”. En medio de llantos, todos los asistentes se vieron inmensamente conmovidos. Sin duda, un evento para nunca olvidar.

Josie junto a sus padres.     Fotografía: Lindsay Villatoro

Josie junto a sus padres. Fotografía: Lindsay Villatoro

La pequeña Josie ha señalado que ese ha sido el día más especial de su vida y que siempre lo recordará, y aunque su  padre no pueda estar con ella físicamente el día en el  que ella decida casarse, no habrá duda que su papá estará  muy presente de corazón en ese momento especial y en todo momento.

Lo más bonito de esta enternecedora  historia es que nos enseña  que la mejor manera de atesorar los recuerdos de nuestros seres queridos es compartiendo momentos felices con ellos mientras se encuentran en vida. Ahí es donde reposa la verdadera felicidad.

jo

Mira el hermoso video.

Share.

About Author

Creo firmemente que la vida se define en momentos y el matrimonio es uno de los más importantes en la vida de una mujer. Contacto: carlota@noviabonita.co